El Castilla sella la última victoria gracias a un gran Belman

  • El filial madridista finalizó su temporada en Segunda B con un triunfo en la cancha del Valladolid B
El Castilla celebra un gol en esta temporada El Castilla celebra un gol en esta temporada
El Real Madrid Castilla celebrando un gol

El Real Madrid Castilla puso punto y final a su temporada en Segunda División B con un triunfo trabajado ante un Valladolid B ya salvado. Los goles de Cristo y Quezada dieron la victoria al filial madridista y una gran actuación de Belman en la segunda parte certificaron los tres puntos.

No había nada en juego ni para Valladolid B como para Real Madrid Castilla, tan sólo acabar de la mejor manera una temporada llena de altibajos para los de Solari que finalmente han terminado este último tramo de temporada en un gran momento con cuatro victorias en los últimos seis partidos.

El partido fue muy entretenido y disputado en sus primeros compases, con un Castilla que llevaba peligro sobre todo por bandas, tanto con Reguilón como con Cristo. Sería precisamente este último, quién llegado casi el cuarto de hora de partido abriese el marcador con un gol de auténtica confianza. Una jugada por la derecha que comenzó Asier con la asistencia a Cristo, que con un disparo escorado sorprendía al meta pucelano para hacer el primer tanto del partido y su undécimo de la temporada. Pese a esto, el filial vallisoletano no se arrugó y exigió la mejor versión de Belman; primero con un disparo a la media vuelta en el área pequeña que consiguió despejar.

La polémica del partido llegó en el minuto 19 cuando el colegiado pitó un penalti a favor del Valladolid B, una jugada muy polémica que el árbitro tardó en señalar ya que tuvo que consultar más de una vez con sus asistentes. Ante la incredulidad de los jugadores del Castilla, el partido seguía y Domínguez fue el encargado de lanzar y marcar el empate a uno engañando a Belman. Fueron los mejores minutos del rival, quién tuvo una oportunidad de lujo para ponerse por delante pero no aprovechó un rechace de Belman que dejó el balón muerto a puerta vacía.

Sí haría lo propio de nuevo el Real Madrid Castilla con un lanzamiento de falta directa de Quezada en el minuto 27. Decir falta al borde del área para el Castilla es decir gol y más de un Luismi Quezada que está de dulce. Disparo con la zurda directo a la escuadra que de nuevo adelantaba a los de Solari. El partido se fue al descanso y la sensación es que el Castilla dominó en gran parte del encuentro sobre todo en las bandas.

La segunda mitad, el Castilla buscó tener más el balón, controlar el partido y dejar que los minutos pasasen. Cristo seguía sembrando el pánico en ataque y en defensa, el equipo se mostraba más endeble. De nuevo Belman, en el minuto 64 se convertía en héroe con dos paradas prácticamente consecutivas tirando de reflejos para mantener la ventaja al filial. Solari introducía cambios y el equipo se hacía fuerte en el medio ante un Valladolid B que iba al ataque.

De nuevo Belman volvía a lucirse, esta vez ante Luis Suárez quién tras una buena jugada individual se encontró con el muro del Castilla. Sin duda estaba siendo el mejor del equipo y a la postre del partido ya que el Valladolid buscaba encontrar un hueco en la buena defensa del Real Madrid Castilla. Los de Solari buscaban matar el partido a la contra pero no lo conseguían. Tampoco los pucelanos eran capaces de empatar, bien por Belman o bien por falta de acierto.

El Castilla concluyó su temporada con victoria, un triunfo sufrido pero trabajado que le hace quedarse en una cómoda octava plaza, a ocho puntos de los puestos de promoción y con la certeza de que este equipo está llamado a luchar más pronto que tarde por cosas grandes.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información